Veintidós de septiembre de mil novecientos noventa

dsc_0131

¿Cómo concentrar en cinco líneas lo que se siente cuando la conoces en tu propia casa? Me refiero a ella, la muerte.

Hoy os voy a compartir un microrrelato propio que fue seleccionado para formar parte de la antología “Microrrelatos Otoño e Invierno” del grupo Diversidad Literaria.

Lleva el mismo título que este post.

Llegaste en tu primer día de aquel año, suave, como si aún sujetaras de la mano el final del verano. Cálido, soleado, y con la suave brisa meciendo las copas de los árboles. Y como si no te importara, me arrebataste de repente lo que más quería. Cayó al suelo como las hojas que tú marchitas… muerto… sin vida… Otoño, marchitaste la fuente de mi felicidad… Y con sólo doce años…

Anuncios

2 pensamientos en “Veintidós de septiembre de mil novecientos noventa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s