Y me sigue gustando tu perfume

Oler

Te espero y apareces. Camisa rosa, pantalón claro, guapo a rabiar.

Con tu atracción gravitatoria. Primer impacto.

Y lo primero que detecto es algo extraño, diferente. Tu perfume.

Segundo impacto.

Diferente, la primera vez en muchos años.

Y me sigue gustando. Tercer impacto.

No te cambia, no te transforma. Sólo arropa lo que tú ya tienes.

Ese acento bífido tuyo que me envuelve como un mantra…

Cuarto impacto.

Y me sigue gustando tu perfume.

Mudas tu piel rosa de lino y algodón blanco, y en la desnudez

susurras en mi oído palabras que nunca antes te atreviste a susurrar…

Quinto impacto.

Y me sigue gustando tu perfume.

Sucumbo a la locura, a lo ancestral y te quiero devorar.

Y te devoro. Con calma a pesar del hambre. Total, ya no soy dueña de mis actos y sólo sigo el instinto.

Y te cabalgo, te miro, te huelo, te respiro y te absorbo la energía.

Hasta tu extenuación.

Y sin embargo, tu boca de repente me besa. Sexto impacto.

“Knock out”. Rendida en el cuadrilátero embriagador.

Y me sigue gustando tu perfume. Aunque lo cambies…

Me gusta tu perfume

2 pensamientos en “Y me sigue gustando tu perfume

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s