Absolutamente de acuerdo con la entrada que realiza hoy en su blog Jon Ícaro, titulada “Mi segundo parto literario”, donde con mucho acierto conluye que hoy día publicar no es el objetivo del escritor sino que es el punto de partida de lo que será una carrera de fondo, costosa, en la que la única razón para tirar la toalla será haberse secado el sudor para seguir corriendo.

Publicar hoy día, publica cualquiera, bien con una u otra opción, con más o menos dificultad. Crear algo que merezca la pena ser leído (como dice Alejandro Quintana) requiere mucho esfuerzo y constancia. Pero alcanzar el éxito por tus propios medios eso ya es otra dimensión.

Yo me siento en la misma piel que Jon Ícaro con mi obra “El páramo”. Ahora, cuando por fin lo tengo en mis manos y parece que he terminado la misión, resulta que empieza el verdadero camino.

Así que Jon Ícaro, mucha suerte, que no decaiga, y felicidades tanto por tu obra como por haber sabido plasmar la realidad de algunos sueños.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.