corazón_vms

Me confundes. ¿Qué dices? ¿Cómo te atreves? No te lo tolero. ¿Qué hago yo aquí entonces? ¿Por qué rompiste aquello?

Me confundes. ¿Qué buscas? Cambios a mejor, ¿no? Ah, ¿no? ¿Entonces para qué cambiar? ¿Si cambiaste para qué seguir? ¿Si seguiste por qué no acabar?

Me confundes. ¿Qué me cuentas? ¿Nada? Conmigo no se puede hablar. Ni yo expresar lo que siento. ¿Qué? Que me ha hecho daño. Y vuelvo a empezar.

Me confundes. ¿Qué dices? ¿Cómo te atreves? No te lo tolero. Etcétera. Etcétera. Etcétera.

Me confundes. Me duele el corazón. Me puede el desconcierto. Espera, tranquila. Calma. Karma. Dardos envenenados. Yo también tengo. No callaré, te serán devueltos.

Si me confundes…

7 comentarios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .