pixabay.com

Dicen que donde hubo brasas

siempre quedan ascuas

y yo quiero saber si es verdad.

Si aquello pasado

que dices olvidado

ha sido sepultado por la eternidad.

La tierra era buena

el trigo crecía

y de pronto un día

todo se quebró.

La diosa de ébano

mandó un terremoto

de ardor y alboroto

y el suelo se abrió.

Dicen que donde hubo brasas

siempre quedan ascuas

y yo quiero saber si es verdad.

Si aquello pasado

que dices olvidado

ha sido sepultado por la eternidad.

Te hundiste en sus grietas

huyendo del frío

buscando el estío

y el calor de hogar.

Y sin darte cuenta

el tiempo pasaba

y las olas cantaban

a la orilla del mar.

Dicen que donde hubo brasas

siempre quedan ascuas

y yo quiero saber si es verdad.

Si aquello pasado

que dices olvidado

ha sido sepultado por la eternidad.

Y ahora me dices

que aquello es pasado

que lo has olvidado

que es sólo amistad.

Y yo me pregunto

¿por qué me lo cuentas

si no le das vueltas

y no hay más que hablar?

Dicen que donde hubo brasas

siempre quedan ascuas

y yo quiero saber si es verdad.

Si aquello pasado

que dices olvidado

ha sido sepultado por la eternidad.

La tierra se abrió, la tierra se abrió,

la diosa de ébano el temblor mandó.

Anuncios

4 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.