Me rindo. Quisiera tener tus alas para batirme en el aire y de un sólo golpe de viento derribar todo aquello que se interpone en mi camino.

Me rindo. Quisiera tener tus ojos para, con su brillo fulgurante, cegar a todo aquel que ose cruzar su mirada con la mía.

Me rindo. Quisiera tener tus manos para, con un soplido, crear entre ellas un torbellino de polvo dorado que materialice mis deseos.

Me rindo. Quisiera tener tu cetro para, haciéndolo sonar contra el suelo, crear relámpagos y nubes de tormenta que ahuyenten mis miedos.

Me rindo. Quisiera tener tus ropas para enaltecer mi figura y así, magnificar mi presencia para que todos inclinen la cabeza a mi paso.

Me rindo. Pero sólo hasta que vuelva a levantarme…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .