Ir al contenido

Categoría: texto literario

Perro callejero

Caminando cual perro abandonado en la calle, así mendigo tus besos sin que el aliento me falle. Tú que todo me diste, tanto cariño y ternura, me privaste de tus besos y me sumí en la amargura. Ahora por las cunetas camino sucio y mojado, como un perro callejero que antaño fue agasajado; con abrazos, con cariño, con amor y con ternura; me despertabas al alba siendo pasión y locura. ¿Qué pasó entonces, mi bien? ¿Por qué me quitaste todo? Yo esperaba como un perro que pasa su día solo,… Leer más Perro callejero

Intrínseco

¿Qué culpa tiene la más bella rosa de ser tan hermosa? No se la puede culpar. ¿Qué culpa tiene el salvaje caballo de ser indomable y no vasallo? No se le puede culpar. ¿Qué culpa tiene el ancho cielo de que las aves hagan su vuelo? No se le puede culpar. ¿Qué culpa tiene el fuego de que arder sea su juego? No se le puede culpar. ¿Qué culpa tiene el agua del mar de poder fluir o golpear? No se la puede culpar. Entonces, ¿qué culpa tiene ella de… Leer más Intrínseco

Las heridas de Helena

Helena está abatida. Postrada en su silla de ruedas, recuerda aquel accidente de coche que le arrebató sus piernas para siempre; las heridas que sufrió hicieron que sus miembros inferiores tuvieran que ser amputados. Tiene dos prótesis que le permiten caminar, pero le falta una cosa muy importante: motivación. Las mayores heridas de Helena no son las físicas. Superó la cirugía, la rehabilitación y la adaptación a las prótesis. Incluso el estrés post traumático y la depresión. Pero existe una herida que Helena no ha logrado superar: la causada por… Leer más Las heridas de Helena

Ya no me sirves

Me hice adicta a ti cuando más bajo había caído a causa del golpe. Cuando caí en aquel fondo frío y oscuro que no me dejaba ver la luz del sol. En una situación tan vulnerable te volviste mi mundo, mi universo. Tú me protegías. O eso pensaba yo. Me mantenías quieta, dormida. Encerrada en una jaula transparente donde nadie me haría daño. Nadie excepto tú. Quizá no hubiera podido trepar por las paredes de ese resbaladizo, sucio y asqueroso pozo sin tu ayuda. No lo sé… Lo que sí… Leer más Ya no me sirves