Un instante

Perdónanos. Perdónanos a todos dulce ser de luz. Perdónanos porque todos pasábamos por allí, inmersos en nuestros pensamientos y no te vimos. Papeles desperdigados por la carretera que no llamaron nuestra atención. La de ninguno. Una deportiva negra en eso que llaman “arcén” tampoco nos alertaba. Demasiado acostumbrados ya a ciertas cosas… Perdónanos, porque en [...]