Te hago tu blog con WordPress

Para mí WordPress es la mejor plataforma para crear tu propio blog. Fácil, intuitiva, personalizable y con varias opciones de planes que se ajustan a todas las necesidades. Yo disfruto mucho haciendo mis blog con WordPress (ya he tenido varios), tanto para mí como para otras personas.

Por eso, si a pesar de lo sencillo que es, no te manejas o simplemente no tienes tiempo y quieres crear tu blog, contacta conmigo y te realizo el servicio.

Anuncios

Entrevista en eiberoamericana

Entrevista sobre «El páramo» y algo más…

¡Hola lectores! Aquí os dejo la entrevista que me realizaron en eiberoamericana en la cual charlamos sobre «El páramo», «49 crónicas de un bipolar», este blog de relatos y alguna cosita más.

Espero que os guste.

¡Abrazos!

En clave de fa

bass-154546_960_720
www.pixabay.com

La noche los llevó a terminar en el portal del apartamento de él, aparcados en doble fila, pues ella se había ofrecido a llevarlo en coche con todos los bártulos. El silencio había empezado a hacerse incómodo.

-Bueno, gracias por traerme.

-De nada, ¿te ayudo con los trastos?

-Oh no, no hace falta, gracias, ya me ocupo yo.

De nuevo el silencio que podía cortarse con cuchillo.

– ¿Te apetece subir? -dijo él, muy cortado.

Ella lo miraba a los ojos más cortada aún, con la boca entreabierta sin emitir sonido alguno. Hasta que una ráfaga de luces largas por el espejo retrovisor la sacó de su ensimismamiento y dijo:

-Tengo que aparcar.

-Mira, ahí delante tienes un sitio.

Aparcó. El frío de la noche cuando bajó del coche la hizo recuperarse a sí misma. Cogieron las cosas entre los dos y accedieron al portal. En el ascensor, de nuevo silencio, pero ella ya comenzaba a templar sus nervios. Él, sin embargo, llevaba demasiado tiempo sin estar con una mujer, y aunque hacía lo posible por aparentar lo contrario, se le notaba intranquilo. Una sonrisa nerviosa le delataba. “Es tan lindo”, pensaba ella mientras se sonreía a sí misma.

Era un apartamento pequeño, pero bien cuidado, y resultaba acogedor.

– ¿Dónde dejo esto?

-Ahí mismo, en la entrada. Pasa y siéntate. ¿Te apetece tomar algo?

-Pues el caso es que tengo bastante sed, pero no me apetece nada de alcohol.

-Un jugo de lima entonces. Que sean dos.

– ¿No lleva alcohol?

-No. Agua, lima natural, unas hojas de menta y un poco de azúcar.

-Suena bien.

Se acercó con las dos bebidas al sofá. Él seguía con su sonrisa nerviosa. Ella se la devolvía.

-Estuvo bien la música, ¿verdad? -preguntó él, jugueteando con el vaso.

– ¡Oh sí! Estuvisteis genial, menudo ritmo.

Quedaron mirándose a los ojos en silencio y en cuestión de segundos… comenzó su música… Se unieron sus bocas, calientes y húmedas, que se entrelazaban buscándose sin soltarse cada vez que se encontraban. Se quitaron las ropas y ella se levantó del sofá, irguiéndose sobre sus tacones para que la viera bien. Quería ser un regalo para los cinco sentidos; él se lo merecía. Él la observó impresionado; se levantó del sofá y la cogió en brazos para llevarla al dormitorio. Ella que pensaba que iba a dominar la situación…

La colocó sobre la cama; sí, la “colocó”, no la puso ni la tumbó; la acomodó la cabeza y el cabello sin dejar de contemplarle los ojazos castaños que aquella mujer se gastaba; la retiró, sí, la “retiró”, no la quitó ni la sacó, los altos zapatos de salón; y la besó. La besó dulcemente recorriendo sus piernas, descubriendo el sabor de su piel. La besó dulcemente el abdomen, descubriendo el volcán de su vientre. La besó dulcemente los senos descubriendo la dureza que podían adoptar. La besó dulcemente la boca, un beso fresco de lima y dulce de azúcar.

Y comenzó su música en clave de fa. Él dirigía acordes y arpegios sobre aquel cuerpo femenino mientras por encima de ellos tocaba la melodía que la llevaría al éxtasis. Al de ella, por tanto, al de él. Las notas en el pentagrama, sonaban a jadeos, a gemidos, a entrega, a placer.

Ella quiso dominar la situación, pero no contaba con que fuese a derrumbarse ante esa forma de amar, donde armonía y melodía iban de la mano, en clave de fa.

Un abrazo sudoroso fue el último compás antes que todo se liberase. Explosión. Ríos de vida. Rendida en sus brazos, como una princesa. Él, sin dejar de mirarla, la besaba con ternura, como un caballero.

Él sobre ella, se miraban a los ojos, sin decir nada, mientras él la acariciaba el cabello.

Ambos seguían pensando en lo ocurrido, en lo saciado. En la armonía. En la melodía. En clave de fa.

PROXIMAMENTE: 49 crónicas de un bipolar

IMG-20180907-WA0005

Algunos lo llaman enfermedad; otros lo llaman don. En cualquier caso, aquí van 49 relatos vividos en una mente… diferente. Algunos son ficción y otros son experiencias reales. ¿Te atreves a descubrir cuál es cuál? Te invito, despertarán tu curiosidad.

Porque recuerda, no soy lo que lees, soy lo que tú sientes al leerlo.

Próximamente con vosotros, «49 crónicas de un bipolar».

Abrazos.

Sunshine Blogger Award

¡Hola a todos! ¿Sabéis qué? ¡He recibido una nominación a los SUNSHINE BLOGGER AWARD!

sunshine-blogger-award

Es una nominación de otros blogueros a compañeros que son creativos, positivos e inspiradores. Mi nominación ha venido de la mano de ANA MARÍA OTERO y su blog Cosas de una escritora así que, Ana María, muchas gracias por tu confianza.

A continuación paso a responder las preguntas que me plantean:

1. ¿Qué te hace llorar?

El dolor ajeno.

2. ¿Qué te da alegría?

Las cosas sencillas de la vida: el canto de un pájaro, una tarde en familia, la respiración de mis perros cuando duermen…

3. ¿Cuál es tu libro favorito y por qué?

El Conde de Montecristo, de Alejandro Dumas. Porque la venganza se viste de una elegancia espectacular.

4. ¿Quién es tu héroe y por qué?

No tengo ninguno.

5. ¿Comida favorita?

El cocido madrileño. Hecho a fuego lento.

6. ¿Tu razón para bloguear?

Siempre me gustó escribir. Me pareció una buena plataforma para compartir los relatos que escribo, presentar la novela que he escrito y contactar con otras personas con la misma afición.

7. ¿Tu película favorita y por qué?

Me gustan mucho las películas, tendría que decir muchas así que prefiero no decantarme por ninguna.

8. ¿Cuál es tu número favorito?

El 9.

9. ¿Una cosa que has aprendido sobre la vida?

Que de todo lo malo o doloroso siempre se aprende algo.

10. ¿Qué le dirías a tu yo más joven?

No te arrepientas nunca de nada. Siempre hay algo que aprender.

11. ¿Una cosa que cambiarías del mundo y por qué?

La violencia. No la soporto.

 

Y ya sin más dilación, aquí van mis once nominados:

Cosas de una escritora

Cartas a un desconocido

El hombre que le susurra a los sentimientos

Cronopio maldito

El rincón de Sueminoe

Luces y Sombras

Alejandro Poetry

La cueva de Elenor

Blogueando con Laura

Jon Ícaro

Alescritor

Cajón desastre 

Y como la verdad es que las preguntas que me han planteado me han parecido muy interesantes, con permiso yo voy a formular las mismas:

1. ¿Qué te hace llorar?

2. ¿Qué te da alegría?

3. ¿Cuál es tu libro favorito y por qué?

4. ¿Quién es tu héroe y por qué?

5. ¿Comida favorita?

6. ¿Tu razón para bloguear?

7. ¿Tu película favorita y por qué?

8. ¿Cuál es tu número favorito?

9. ¿Una cosa que has aprendido sobre la vida?

10. ¿Qué le dirías a tu yo más joven?

11. ¿Una cosa que cambiarías del mundo y por qué?

Las reglas para las nominaciones son:

  • Agradecer y mencionar al bloguero que te ha nominado enlazando a su blog.
  • Insertar el logo de los Sunshine Blogger Award en el post.
  • Contestar a las once preguntas que te plantean.
  • Nominar a once blogueros.
  • Formular once preguntas para ser contestadas.
  • Indicar las reglas de las nominaciones.

Gracias de nuevo por la nominación y gracias por leerme.