La ilusión que no dominas

hada

 


 

“Aquella mujer de hoyuelos marcados y alma de chica, pensaba, mientras se arreglaba, que hoy acudiría al mismo sitio donde tan sólo unas semanas atrás la timidez y el atrevimiento se fundieron en un equilibrio perfecto. Aquel universo paralelo ubicado en un espacio entre dos coches. Y aunque sabía que era imposible, albergaba, contra su propia voluntad, la esperanza de encontrarle allí de nuevo…”  

Anuncios

Cuando cae tu timidez

Gracias a Diversidad Literaria y demás colaboradores por elegir este microrrelato para formar parte de la antología del 2º Concurso de Microrrelatos Eróticos DSS.

 

Labios-sensuales

“Me siento como un adolescente”- dijo él, tras un beso impetuoso que había conseguido vencer su timidez. Ella sin embargo había ido más allá; había llevado ese ímpetu a imaginar las manos de él en su trasero, entre sus piernas, sobre sus pechos… Y a calcular las ganas con las que, lo que había bajo aquel pantalón, la haría humedecerse y mojar la cara interna de sus muslos…»

http://www.diversidadliteraria.com/info-concursos/resultados-concursos/2º-concurso-dss/

 

Veintidós de septiembre de mil novecientos noventa

dsc_0131

¿Cómo concentrar en cinco líneas lo que se siente cuando la conoces en tu propia casa? Me refiero a ella, la muerte.

Hoy os voy a compartir un microrrelato propio que fue seleccionado para formar parte de la antología «Microrrelatos Otoño e Invierno» del grupo Diversidad Literaria.

Lleva el mismo título que este post.

Llegaste en tu primer día de aquel año, suave, como si aún sujetaras de la mano el final del verano. Cálido, soleado, y con la suave brisa meciendo las copas de los árboles. Y como si no te importara, me arrebataste de repente lo que más quería. Cayó al suelo como las hojas que tú marchitas… muerto… sin vida… Otoño, marchitaste la fuente de mi felicidad… Y con sólo doce años…