De querer estoy hecha

pixabay.com

Si tu mano en mi espalda

de querer estoy hecha,

si me hablas o callas

de querer estoy hecha,

si me robas un beso

de querer estoy hecha,

o te das en exceso

de querer estoy hecha,

si me sacias la sed

de querer estoy hecha,

si me atraes a tu red,

de querer estoy hecha.

Pero hazlo en silencio, en secreto, muy quedo.

Hazlo sin previo aviso, mil veces… Pero sin compromiso.

¿Y si me pongo “pa” ti?

Y si me pongo “pa” ti, ¿qué harás?

¿Me quitarás la blusa?

¿Me dejarás confusa?

¿O pensarás: “rehusa”?

Y si me pongo “pa” ti, ¿qué harás?

Yo no puedo hacer nada,

haz sonar una escala

y vamos a ver qué pasa.

Y si me pongo “pa” ti, ¿qué harás?

¿dibujarás una clave

donde un instante cabe

pero de ahí no sale?

¿Y si me pongo “pa” ti?

¿Me dirás que no?

¿Me dirás que sí?

Curioso dilema este,

no sé si ponerme “pa” ti…